Fotogalería: PALINGENESIA: Relatos cortos

Fotogalería: Fotogalería

La galería de imágenes está vacía.

Novedades

24.02.2014 20:10
21.02.2014 18:13
30.01.2014 12:47
—Si piensa como yo… Porque en el fondo, acaba de darme usted la razón, ¿a qué viene esta discusión?— ¡Inquietudes!— ¿Inquietudes?...—Las inquietudes, amigo Damián, son la mecha que provoca las preguntas; las preguntas, encienden las respuestas y las respuestas explotan en nosotros como bombas… Especialmente, cuando al estallar, destruyen otras “respuestas” que residen bien ancladas en la zona de comodidad de nuestro cerebro, implantadas allí muy astutamente antes de haber tenido la capacidad suficiente para ponerlas en duda. PASAJE DE: PEREGRInoS DEL fin DEL MUNDO
Como verá, para mí, lo que usted define como «Todo», significa, «Nada». — ¡Interesante! Su exposición me ha parecido realmente interesante. — ¿De veras? —Síii, es la versión estándar que se oye por doquier; especialmente en labios de quien no se ha tomado la más mínima molestia en indagar ni en ir más allá del «copia y pega» mental, transmitido por otro que también copió y pegó sin cuestionar lo más mínimo aquello que se le transmitía. Y Así, generación tras generación...— hizo una pausa, movió la cabeza de lado a lado y continuó—… Pero quién soy yo para cuestionar sus actos querido Damián; deje que los demás piensen por usted, es sin duda mucho más cómodo. Damián sintió de nuevo un escalofrío. Automáticamente, la imagen de Juan apareció en su mente cuando escuchó las últimas palabras de Iván. Estaba claro, pensó, que algo transcendental que él se negaba a admitir, conectaba a Juan con aquel hombre e incluso con el historiador Jean Claude… Algo que de una u otra forma estaba cambiando su percepción de la vida y de las cosas. PASAJE DE: PEREGRInoS DEL fin DEL MUNDO